Entrenaron durante un año para casarse en el Monte Everest y las fotos son espectaculares