El inesperado hallazgo de un fontanero hizo retroceder diez años en el tiempo a Nicole