PROTAGONISTAS

Branson se convierte en un ‘minihéroe’ de 6 años al salvar la vida a sus primos de 21 meses

Se encontró a los pequeños flotando en la piscina, los sacó pese a no saber nadar y gritó pidiendo ayuda. Enseguida acudió el padre, les hizo ejercicios de reanimación pulmonar y cuando llegó la ambulancia los gemelos ya estaban llorando

por Tu otro diario /


Se llama Branson Lee, tiene 6 años y hace unos días ha hecho algo heroico. Sus primos gemelos Isaac y Kaden Kelley, de 21 meses de edad, estaban en la piscina situada detrás de la casa familiar y Branson se los encontró flotando.

Branson (ABC News).

Este pequeño se ha convertido en todo un héroe con solo seis años (Captura de pantalla de un vídeo de ABC News).

A pesar de no saber nadar, no lo dudó y se metió en la zona menos profunda de la piscina para sacar a los pequeños lo más rápido que pudo. La madre de los gemelos, Jeannie, señalaba en declaraciones recogidas por ABC News que Branson se había dejado abierta la puerta mientras jugaba al escondite, "que se supone que siempre está cerrada", decía. Fue al baño y al volver "se dio cuenta de que su hermano pequeño estaba en el primer escalón de la piscina... lo vio y fue detrás de él y al hacerlo vio a mis hijos", añadía.

Normalmente dejan todas las puertas cerradas menos una que es la única por la que la gente puede entrar aunque se supone que quien la cruza también la cierra. En esta ocasión esa puerta se quedó abierta y por eso pasaron los bebés.

Cuando Branson sacó a sus primos comenzó a gritar con fuerza pidiendo ayuda. Al oírle los familiares salieron corriendo de la casa en dirección a la piscina y al llegar vieron cómo los pequeños "estaban tumbados a un lado completamente azules", afirmaba Jeannie.

El padre enseguida comenzó a hacerles ejercicios de reanimación cardiopulmonar. Momentos después Kaden mostró una ligera respuesta y enseguida Isaac hizo lo mismo. Cuando llegó la ambulancia los dos ya estaban llorando. Fueron trasladados al hospital y en el trayecto la madre cuenta que le ocurrió algo sorprendente. De repente Kaden se sentó y dijo: "Hola mamá, te quiero". "Me quedé volada. Diez minutos antes pensé que había perdido a mi hijo y en ese instante me estaba hablando", decía.

Poco tiempo después los dos jugaban y se comportaban como si no hubiese pasado nada. Los familiares estaban felices de que todo se hubiese quedado en un gran susto. Cuando los gemelos sean mayores y sepan que su primo les salvó en la piscina, no lo olvidarán nunca y le estarán agradecidos siempre.

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar