PROTAGONISTAS

El profesor Robert Kelly y su mujer hablan por primera vez tras el divertidísimo vídeo de la BBC que ha dado la vuelta al mundo

"Entendemos por qué a la gente le pareció tan divertido pillar desprevenida a una familia normal", ha contado el experto desde su casa en Corea del Sur, acompañado, esta vez sin agobios, de su esposa, Jung-a Kim, y sus hijos Marion y James

por Tu otro diario /


Deben quedar pocas personas en el mundo que no hayan visto el vídeo en el que los hijos del profesor Robert Kelly se colaron en su despacho mientras él, experto en Ciencias Políticas, analizaba para la BBC un tema tan serio como la destitución de la presidenta de Corea del Sur, país en el que vive con su familia y trabaja como profesor universitario.

Esta vez toda la familia conversó de forma mucho más distendida con el presentador (Captura de pantalla del vídeo de la BBC)

Esta vez toda la familia conversó de forma mucho más distendida con el presentador (Captura de pantalla del vídeo de la BBC)

Una mujer, instantes después, entra en el despacho tras los pequeños, azorada, y logra sacarlos de la habitación intentando no ser vista, algo que no consigue.

Se trata de un simpático y espontáneo momento que fue compartido en las redes sociales por la BBC, en sus canales en inglés y en español, y que se convirtió la semana pasada en un fenómeno viral pocas veces visto.

Pues bien, la familia Kelly ha vuelto a un plató de la BBC, pero esta vez sin agobios, sin prisas y sin presión, y los padres han hablado de forma natural del curioso incidente que les ha lanzado a la fama mundial.

Aseguran que se rieron mucho con la anécdota, como también lo hicieron sus familiares y amigos... ¡y medio mundo! Si bien su mujer admite que tras las risas vino una preocupación.

"Sí -tercia Robert- estábamos preocupados por el hecho de que la BBC no fuera a llamarnos más. Nos mortificaba arruinar nuestra relación con ustedes", explica al divertido presentador que les entrevistaba desde el plató en Londres.

"Entendemos que a la gente le haya parecido tan divertido pillar desprevenida a una familia normal", apuntan ellos dos, ya más relajados, mientras sus hijos, como es normal en niños tan pequeños, no paran quietos un momento. De hecho, Marion, incluso desaparece del plano en un momento de la entrevista.

RELACIONADO: ¡Sorpresa! Una visita inesperada convierte una entrevista de la BBC en un divertidísimo viral

"Estoy sorprendido de que la historia siga y siga, ha sido una locura", ha contado. "Creo que el éxito del vídeo reside en que mi vida real saltó a la pantalla, rasgando de golpe toda la imagen solemne que había creado para la entrevista".

"No fue hasta una hora o dos después cuando nos dimos cuenta de la repercusión que estaba teniendo en redes sociales", ha asegurado el académico, que admite sentir cierta preocupación sobre los efectos que el fenómeno viral tendrá en su reputación académica. "No me gustaría que en mi obituario se hablara de mí como 'el padre de la BBC'", reconoció.

En todo caso admitió que la grabación es "una escena con la que muchos padres trabajadores pueden sentirse identificados" y aseguró que no se habían enfadado con los niños porque ellos simplemente se comportaron como lo que son, de forma inocente y despreocupada.

Tras la enorme difusión del vídeo se sucedieron todo tipo de especulaciones y la gente se preguntaba quién era la mujer que entraba en escena, si la esposa del profesor o la cuidadora de los niños, y también cómo era posible que se llegara a producir el hilarante momento.

Más tarde se supo que, efectivamente, quien aparece en el vídeo es Jung-a Kim, la madre de los pequeños, y que todo sucedió por una serie de despistes en cadena.

Primero, Robert Kelly olvidó cerrar el pestillo del despacho, algo que siempre hace cuando interviene en la BBC como experto precisamente para evitar contratiempos.

Luego, su mujer, que grababa con su móvil la intervención de su marido en la tele del salón, se descuidó un momento, un pequeño instante que fue aprovechado por los pequeños para ir al despacho de papá, pensando que estaba haciendo una videollamada con la abuela que vive en el Reino Unido, como suelen hacer con bastante frecuencia.

En ese momento la madre, desde el salón, observa atónita en la pantalla del televisor cómo sus hijos entran en escena y entonces corre rauda y veloz a intentar detener el desaguisado. Por si te lo perdiste en su momento, aquí tienes de nuevo el vídeo con el que empezó todo:

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar