PROTAGONISTAS

Perdieron las alianzas el mismo día de la boda, pero el final de esta historia de mala suerte te va a sorprender

Elaine y Nick Scott se tuvieron que casar con anillos prestados, porque la madre del novio los extravió... ¿Quieres saber cómo acabó todo?

por Tu otro diario /


A veces nada sale según lo planeado, ni siquiera en las fechas más importantes. Elaine Scott había preparado todo para el día de su boda con Nick en Cromwell, Nueva Zelanda, pero cuando llegó el gran día ocurrió algo que hizo que su boda fuera poco convencional.

Elaine Scott/Facebook

Elaine y Scott tuvieron un percance grave el día de su boda (Elaine Scott/Facebook)

Elaine se estaba vistiendo para la ceremonia cuando su suegra llegó a su casa. Le dio la caja de los anillos a ella que los guardara. “Me estaba poniendo el vestido que le había pedido prestado... cuando ella vino a casa recoger a alguien”, contaba Elaine a Daily Mail Australia.

Le entregó los anillos con la idea de que estuviesen en su mano hasta el momento en que Lucca, su hijo de dos años, tuviera que dárselos a los novios en el altar. Al llegar a la iglesia Nick preguntó por ellos y en ese momento su madre se dio cuenta de que no los tenía. “Se puso pálida”, comentaba Elaine.

Cuando llegó la novia se encontró con caras de preocupación entre algunos de los presentes. Preguntó qué ocurría y le contaron que su suegra no sabía dónde podían estar los anillos. Volvieron a su casa a buscarlos. Miraron por todos los rincones y no los encontraron.

Al final, decidieron que lo mejor sería intercambiar las alianzas de compromiso con las que llevaban algunos de los invitados. “Traté de concentrarme en la ceremonia, pero no podía dejar de pensar dónde podrían estar los anillos. Intenté recordar paso a paso”, explicaba Elaine.

Elaine Scott/Facebook

Elaine, el día de la boda, cuando aún no sabía que su suegra había perdido los anillos (Elaine Scott/Facebook)

Su suegra los había puesto encima del techo del coche y arrancó. Adiós anillos. En las horas siguientes a la boda comenzó a buscarlos otra vez, informó a la policía e incluso pensó en comprar unos nuevos en caso de no dar con ellos.

Dos días después volvió a la comisaría con una caja a juego con la de los anillos originales y enseguida la policía que la atendió sabía qué era lo que estaba buscando. Una joven turista chilena los había encontrado en la calle al día siguiente, pero al ser domingo y estar cerrada la oficina tuvo que esperar al lunes para dejarlos allí.

Inmediatamente llamó a Elaine llorando muy emocionada para decirle que los había recuperado. Tomaron un café juntas y se rieron aliviadas después de la enorme contrariedad del día de la boda. Ahora las dos tendrán una divertida anécdota que contar.

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar