¿Debe preocuparnos tanto el aceite de palma? Te contamos por qué todo el mundo habla de este ingrediente

La preocupación por las consecuencias del aceite de palma sobre la salud y su impacto medioambiental ha puesto a este ingrediente, el aceite vegetal más usado del mundo, bajo sospecha

por Tu otro diario /


Postres, cremas de cacao, pasteles, platos preparados, patatas fritas, productos de aperitivos, helados, salsas y hasta cosméticos. El aceite de palma está por todas partes. No en vano es el aceite vegetal más usado del mundo.

Su presencia es hoy día tan extendida como la polémica que en los últimos años lo acompaña: el aceite de palma ha sido controvertido desde que en 2003 un informe de la Organización Mundial de la Salud vinculara su consumo al aumento del colesterol. 

Fotolia

El aceite de palma es el aceite vegetal más utiliado del mundo. Muchos productos del supermercado lo llevna sin que lo sepamos. (Fotolia)

Lo cierto es que tiene más de un 50 por ciento de grasas saturadas, mucho más que cualquier otro, por lo que un exceso de su consumo supone un riesgo para la salud: desde enfermedades coronarias hasta obesidad.

En España, La Organización de Consumidores y Usuarios aconsejó el pasado mes de febrero no abusar de su consumo además por la presencia de posibles contaminantes. También indicaba que, al ser rico en grasas saturadas, está "lejos de ser una alternativa idónea desde el punto de vista del equilibrio nutricional", en comparación con otros como el de girasol o el de oliva.

Pero, ¿es realmente tan malo? Los expertos no se ponen de acuerdo. La doctora María Suárez señalaba el pasado jueves durante las XXI Jornadas de Nutrición Práctica que a, a nivel nutricional, parece que un consumo moderado de aceite de palma crudo o no refinado tiene propiedades beneficiosas para el organismo. Eso sí, apostillaba que sus efectos pueden llegar a ser perjudiciales si se consume en grandes cantidades o si se utiliza en su forma refinada u oxidada (es decir, en los alimentos procesados).

Por otra parte destacaba que el aceite de palma tiene efectos devastadores sobre los ecosistemas, el cambio climático, las especies protegidas y las poblaciones locales.

RELACIONADO: Estos son los ingrediente de las reetas presuntamente caseras del supermercado

Y es que el otro puntal de la polémica que acompaña al aceite de palma tiene que ver con sus efectos medioambientales. Su cultivo intensivo sobre todo en países asiáticos y de América del Sur, donde provoca la deforestación de bosques tropicales, lo ha convertido en la bestia negra de las organizaciones ecologistas. 

LOS SUPERMERCADOS SE PLANTEAN RETIRARLO

Ante la alarma social generada por este ingrediente algunos supermercados están estudiando su retirada de los lineales o, al menos, su reducción drástica. Desde Alcampo confirman que se está trabajando ya para eliminarlo de las referencias de la casa en todos los casos en los que sea posible sustituirlo. En las que no, se tratará de que, al menos, dicho aceite provenga de fuentes sostenibles. 

Pixabay

El cultivo del aceite de plama teine efectos perversos sobre el medio ambiente. (Pixabay)

El proyecto se encuentra aún en estadio inicial, sin fechas claras ni número de productos que podrían verse afectados. No obstante, el anuncio ha sido como un aldabonazo en la industria alimentaria, cada vez más sensible a las informaciones sobre salud o riesgos nutricionales y, a la vez, acuciada por la presión de los costes y la necesidad de durabilidad de los productos.

Otros supermercados podrían seguir la misma senda de Alcampo. 

LA PREOCUPACIÓN LLEGA AL CONGRESO

El Congreso de los Diputados también se ha pronunciado sobre el polémico aceite de palma e incluso ha aprobado establecer un mayor control sobre los alimentos que lo contengan. 

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados ha aprobado una proposición no de ley de Esquerra Republicana (ERC) por la que se insta al Gobierno a incrementar el control sobre la utilización del aceite de palma en productos alimentarios e iniciar la retirada progresiva de los productos con este componente de las máquinas expendedoras de centros educativos, deportivos y de salud.

RELACIONADO: La mayoría de los españoles están contentos con su estado de salud

La iniciativa pide una modificación del reglamento europeo sobre la información alimentaria al consumidor "para que los fabricantes, productores, distribuidores e importadores de este tipo de alimentos deban informar" de su contenido en envases o etiquetas "de manera legible y visual".

LOS NIÑOS Y BEBÉS, LOS MÁS VULNERABLES

Uno de los puntos que más preocupan sobre el aceite de palma es su utilización en productos de consumo infantil. Muy especialmente en el caso de los bebés menores de 6 meses, pues puede encontrarse en leches infantiles o potitos. 

La OCU está preocupada especialmente por su presencia en alimentos para bebés y menores de 6 meses, que se pueden ver sobreexpuestos al solo alimentarse de leches infantiles en sus primeros meses de vida, y teme que "al ser un aceite económico y versátil se puede encontrar en una gran variedad de productos".

RELACIONADO: Todo lo que debes saber sobre la nueva pirámide alimentaria para llevar una vida sana

También la resolución del Congreso insta especialmente al control en el caso de los product6os para niños. Pide concretamente que se desincentive el consumo de dichos alimentos entre la población infantil, limitando la publicidad en televisión, así como la distribución de juguetes u otros reclamos publicitarios en productos que contengan grasa o aceite de palma.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar