Estos son los motivos por los que pagas el doble por el aceite de oliva (y no te harán ninguna gracia)

El precio ha subido un 100 por cien en los últimos cuatro años

por Elena Villegas /


El litro del aceite de oliva cuesta el doble que en 2014. Entonces, se vendía en los supermercados a 3 euros; ahora cuesta unos 6. ‘Tu Otro Diario’ habla con representantes de los productores y de los consumidores para averiguar los motivos de esta subida tan radical:

1. ESPECULADORES 

“Hay intermediarios que actúan como brókers”; así de tajantes se muestran desde la OCU en declaraciones a Tu Otro Diario. Explican que, “desde que se recoge la aceituna hasta que el aceite llega al consumidor, pasa por muchas manos”. Luis Carlos Valero, portavoz de ASAJA-Jaén (Asociación Agraria de Jóvenes Productores), apunta, sin embargo, a que “más que de especulación, hablaría de oferta-demanda”, ya que, “aunque hay especulación en todos los mercados”, no cree que, “en este caso, los especuladores hayan inflado el precio de una manera artificial”.

Aceite de oliva
El aceite de oliva cuesta 6 euros por litro al consumidor final (GTRES)

2. PACTO ENTRE FABRICANTES 

Algunos comerciantes señalan la posibilidad de un pacto entre fabricantes, lo que violaría la legislación vigente al respecto. Valero considera que no existe ese pacto, sino que se la subida de precios se debe “a una estrategia de almacenar y de abastecer a sus clientes”, puesto que “puede faltar a final de año y no se quieren quedar con las bodegas vacías”. Es preferible, comenta, que puedan proporcionar a sus compradores principales el aceite, aunque sea a un precio mayor, a que no haya existencias.

3. ESCASEZ DE ACEITUNA

“Es incuestionable que [el incremento del precio] está motivado por la falta de producción”, declara el portavoz de ASAJA. La cosecha mundial se ha reducido “de forma alarmante”, en 2,7 millones de toneladas de aceituna, lo que da lugar a un déficit que provoca una subida del precio del aceite. En España, la producción no ha bajado tanto (de 1,4 millones a 1,3 millones de toneladas), pero va a tener que atender la mayor parte de la demanda internacional. Estos datos no son, para la OCU, significativos, por lo que “solo cabe explicar estos aumentos de precios por las actuaciones especulativas que se producen en este mercado”.

4. EL INCREMENTO DE LA DEMANDA 

Una demanda cada vez mayor (gracias al aumento de las exportaciones), unida a esa bajada en la producción, ha provocado que las reservas se vean mermadas en gran medida y, por tanto, que dé lugar a una subida de los precios. Si la demanda empieza a bajar, el aceite volverá a ser más barato.

¿QUIÉNES GANAN Y QUIÉNES PIERDEN?

El consumidor "es el perjudicado en este asunto" para la OCU, pues se ve obligado bien a desembolsar más dinero o bien a sustituir el producto por otras grasas de peor calidad, pese a que consumir aceite de oliva es uno de los grandes reclamos para la salud de la dieta mediterránea. En la OCU denuncian que “el precio en origen se encuentra a niveles históricos”.

Los distribuidores -grandes cadenas de supermercados- aseguran trabajar “con márgenes muy estrechos”, pero, al acaparar cinco marcas el 70% del mercado, pueden negociar el precio durante cosechas abundantes y almacenarlas, de modo que les es posible lanzar ofertas. De hecho, los productores les acusan, según la OCU, “de venta a pérdidas por debajo del precio de coste”.

RELACIONADO: La comercialización total del aceite de oliva aumentó en el último año

En este caso, ¿ganan los productores? Según Luis Carlos Valero, “la subida les está afectando de una manera positiva” porque el mercado está aceptando la subida y no se ha desviado hacia otro tipo de grasas, aunque todavía quedan siete meses de campaña por delante. “Si el consumidor no acepta este precio, es evidente que nosotros vamos a sufrir”, dice, pero parece “que, por ahora, no”, ya que el nivel de salida de estos primeros meses ha sido incluso superior a años anteriores. 

Añade que existe la percepción de que, “cuando el aceite de oliva está caro, va a ser determinante en nuestra economía familiar y eso dista mucho de la realidad”.

¿SEGUIRÁN SUBIENDO LOS PRECIOS?

“La tendencia a la baja en las próximas semanas o en los próximos meses no se debe de producir”, asegura Valero. A largo plazo, dependerá de otros factores, “como el climatológico, si hay cosecha o no, si se ha resentido el consumo a nivel internacional…” A partir de los meses de verano “sí puede haber incidencia en los precios”, pero no a corto plazo, donde todo parece apuntar que se mantendrá el importe “al nivel que está o parecido”. 

La OCU ha comprobado que, “de forma reciente, los aceites de marca blanca en general han subido entre un 5 y un 10% sus precios.  Esto, sin duda, es muy negativo para los consumidores y puede que tenga efectos en el consumo, como ya ha sucedido en otras épocas de precios muy altos”.

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar